Las sanadoras

Mujeres corren el riesgo de ir a la cárcel por fabricar cannabis medicinal para sus niños. No pararán de luchar hasta que se legalice el cannabis y se cultive en paz.